Los socialistas reivindican el papel de la Unión Europea en la búsqueda de una solución democrática a la crisis de Venezuela

La resolución aprobada por la Eurocámara apoya la creación de un Grupo de Contacto e incluye un rechazo expreso a cualquier propuesta que implique el uso de la violencia.

Los socialistas españoles han votado a favor de la resolución sobre Venezuela, aprobada hoy por el Pleno de la Eurocámara, que reconoce a Juan Guaidó como presidente interino del país y reivindica el papel de la Unión Europea en la búsqueda de un acuerdo que lleve a “la convocatoria de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles basadas en un calendario definido de común acuerdo, la igualdad de condiciones para todos los actores, la transparencia y la observación internacional”.

“Los socialistas consideramos que la Unión Europea debe tener una función mediadora, junto con otros países de la región y otros actores clave. Su papel debe ser diferente al de Estados Unidos. Por eso, en la resolución incluimos un llamamiento a la Alta Representante, Federica Mogherini, para que trabaje en la creación de un Grupo de Contacto que facilite la convocatoria de elecciones presidenciales”, ha señalado Ramón Jáuregui, representante del Grupo de los Socialistas y Demócratas en la negociación del acuerdo.

El texto aprobado por el Parlamento rechaza cualquier propuesta o intento que implique el uso de la violencia. “Los socialistas hemos pedido que se incluyera de forma expresa el rechazo a cualquier a tipo violencia. El riesgo de conflicto interno es muy alto, y hay que evitar a toda costa cualquier medida que suponga una amenaza a la convivencia”, ha asegurado Jáuregui, “En Venezuela viven además casi un millón de europeos. No se puede jugar de forma frívola. Creo que nuestra posición, la de España y la de Europa, es la correcta desde mi punto de vista”, ha subrayado.


Situación de Venezuela

Hemos apoyado la resolución conjunta presentada por los grupos más importantes del Parlamento para mandar un mensaje respetuoso pero contundente y claro a las autoridades venezolanas de que tiene que respetar las reglas del juego democrático; tiene que liberar a los políticos detenidos; deben no solo no acosar ni detener, sino proteger a los cargos electos, y deben procurar restaurar la convivencia y el diálogo con las fuerzas de la oposición.

También pedimos que se retiren las instrucciones que autorizan a las fuerzas de seguridad a disparar a manifestantes. La detención del alcalde de Caracas y el agravamiento de las condiciones de detención de otros líderes políticos motivó un debate en el minipleno del día 25 de febrero.

En la resolución apoyamos los esfuerzos de mediación de UNASUR y de algunos mandatarios latinoamericanos, que permitan volver al diálogo. Y la creación de un espacio democrático libre de crispación donde puedan concentrarse en reforzar su convivencia y el estado de derecho.