Las capacidades de seguridad y defensa en Europa

Pone de relieve que la Directiva 2009/81/CE sobre los procedimientos de adjudicación de contratos de obras, de suministro y de servicios en los ámbitos de la defensa y la seguridad y la Directiva 2009/43/CE sobre las transferencias de productos relacionados con la defensa se apliquen correctamente para maximizar las normas disponibles del mercado interior.

Señala la necesidad de eliminar por completo las compensaciones en el sector de seguridad y defensa por falsear la competencia en el mercado interior, garantizando las mismas condiciones para todos los proveedores en el acceso a los contratos y adjudicaciones públicas, prestando especialmente atención a las PYMES.

Insta a los EE.MM a que urgentemente mejoren la transparencia de las contrataciones públicas en estas materias. Pide que se utilicen las herramientas contempladas en las Directivas mencionadas para maximizar los recursos a través de las adquisiciones mediante centrales de compras y asegurándonos que las PYMES tienen un conocimiento de la cadena de abastecimiento.

Así mismo, el informe destaca la necesidad de un mercado único de defensa a través de la reducción de procesos y trabas que evite duplicidades, las cuales generan distorsiones en el mercado.


Financiación de la política común de seguridad y defensa

Hemos votado a favor del informe por considerar que ante el contexto global necesitamos más que nunca una cooperación en materia de defensa más integrada, en la que se compartan recursos y capacidades.

Así mismo, el informe solicita que el mecanismo ATHENA sea dotado de mayor presupuesto y lamenta que la proporción real de los costes comunes que cubre dicho mecanismo sigue siendo muy baja y que la elevada proporción de gastos y responsabilidades por operaciones militares a cargo del nivel nacional impide que algunos de los Estados miembros participen de manera activa en operaciones de la PCSD.

El informe hace un llamamiento para que las misiones y operaciones de la PCSD sean más flexibles y puedan ser puestas en marcha con mayor celeridad, y resalta la importancia de una mayor cooperación entre las operaciones militares y las misiones civiles.