Clara Aguilera: “Trabajamos por una PAC post 2020 que equilibre las rentas de los agricultores y responda mejor a las crisis de los mercados”

La eurodiputada socialista y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura asegura que “todavía hay margen para mejorar aquellos aspectos que se han quedado fuera de esta propuesta, ya que la reforma se decidirá en la próxima legislatura” .

La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de la Eurocámara ha adoptado las tres propuestas que definirán la agricultura europea durante el periodo 2021-2027: el informe sobre los planes estratégicos nacionales, el informe sobre la OCM Única y el informe sobre financiación, gestión y seguimiento de la Política Agrícola Común (PAC).

“El Plan estratégico es el nuevo instrumento propuesto por la Comisión para aplicar la PAC, un plan cuya elaboración correrá a cargo de cada Estado miembro, antes de ser aprobado por la Comisión Europea”, ha explicado la eurodiputada socialista y vicepresidenta de la comisión de Agricultura, Clara Aguilera. “Hemos trabajado para que se incluyan, con carácter obligatorio para los Estados miembros, los principales aspectos en el ámbito europeo y para evitar que la nueva subsidiaridad reforzada propuesta por la Comisión, nos lleve a una renacionalización de la política agrícola”, ha continuado.

Entre los logros conseguidos por los socialistas e incluidos en la propuesta destaca el refuerzo del papel de la mujer rural. “Por primera vez, la participación de la mujer en la actividad agraria queda plasmada entre los objetivos específicos de la PAC”, se ha felicitado Aguilera.

“Hemos logrado que se incluya, además, de manera explícita, la participación de las regiones, nuestras Comunidades Autónomas, reconociendo el papel activo que deben desempeñar en el diseño y aplicación de las medidas de desarrollo rural del segundo pilar con programas específicos, dentro de los planes estratégicos. También se recuperan, entre las medidas de desarrollo rural, las inversiones para el regadío que la Comisión pretendía suprimir”, ha señalado Aguilera.

Además, en el texto se mantiene la definición de pastos permanentes que abarca el llamado bosque mediterráneo y nuestra dehesa y se añade, por primera vez, la de sistemas agroforestales.

Se establece un límite de ayudas por explotación capping en 100 000 euros y un pago redistributivo en forma de ayuda adicional a las pequeñas y medianas explotaciones. “Sobre el capping queda pendiente la tarea de limitar la posibilidad de que los Estados miembros eludan su aplicación, hecho que seguiremos combatiendo”, ha apuntado la eurodiputada.

Organización Común Mercado
El informe sobre la Organización Común Mercado (OCM) única aprobado por amplia mayoría, propone un refuerzo de las organizaciones de productores, de sus asociaciones y de las interprofesionales y de su papel en la vertebración de los diferentes sectores, especialmente en el de frutas y hortalizas.

Respecto al sector vitivinícola, este informe adapta los requisitos sobre el etiquetado del vino a las demandas del sector y de los consumidores, las calorías se indicarán en la etiqueta y la lista de ingredientes podrá hacerse de forma “inmaterial”.

También, se incluirán en la regulación los vinos de baja graduación y los desalcoholizados en la PAC, siempre que estas bebidas sin alcohol que provengan del vino.Además, se propone que la fecha de finalización del sistema de autorizaciones administrativas del vino se amplié hasta 2050.

“Estamos especialmente satisfechos con la inclusión de normas de estabilización del mercado de las aceitunas y el aceite de oliva que permite a los Estados miembros la toma de determinadas medidas cuando hay situaciones de perturbación de mercado”, ha declarado Aguilera.

“Igualmente, se amplía la lista de sectores que pueden ser objeto de la intervención pública azúcar, ovino, porcino y sector avícola y se introducen medidas para agilizar la respuesta de la CE ante las crisis de mercado”, ha señalado Aguilera.

Esto es una primera propuesta de partida sobre cuya continuidad decidirá el futuro Parlamento, tras las elecciones del 26 de mayo.  “Esto significa que todavía hay margen para mejorar ciertos aspectos rebajados por los votos de la derecha europea, esta rebaja puede poner en peligro su aprobación por parte del futuro PE y no ayuda en nada en la batalla por un presupuesto suficiente y sin recortes para la PAC, que todavía está pendiente de librar el próximo otoño”, ha concluido Aguilera.


Clara Aguilera: “Hoy Europa se pone del lado de los agricultores y consumidores”

La Eurocámara da luz verde a la demanda socialista para proteger con normativa europea, a los agricultores, consumidores y empresas agroalimentarias de las prácticas desleales de la cadena de valor.

“Tras una década reclamando una legislación europea que refuerce la débil posición de los agricultores en la cadena de valor, hoy damos luz verde al acuerdo sobre a las prácticas comerciales desleales en las relaciones entre empresas en la cadena de suministro alimentario”, ha señalado la eurodiputada socialista y vicepresidenta de la comisión de Agricultura, Clara Aguilera. “La propuesta hace frente a la creciente volatilidad los mercados y mejora el equilibrio de fuerzas dentro de la cadena de suministro agroalimentario”, ha añadido.

“Es la primera vez que en Europa se afronta el equilibrio de poderes en la cadena agroalimentaria y se establece una armonización mínima igual para toda la UE. Con esta directiva, una empresa española que exporta en Alemania tendrá la posibilidad de denunciar las prácticas desleales en la legislación española”, ha continuado. “Hubiéramos preferido un Reglamento, pero esta Directiva, con las mejoras logradas en la negociación, supone un excelente punto de partida en el que hay que seguir trabajando”, ha apuntado.

“La nueva legislación prohibirá por primera vez hasta dieciséis prácticas comerciales desleales impuestas unilateralmente por un socio comercial a otro. La cadena alimentaria está distorsionada, hay prácticas comerciales desleales que hay que corregir y hay que proteger a los más débiles”, ha defendido Aguilera. La eurodiputada ha explicado que ,entre otras medidas, la directiva impedirá que los compradores de productos agroalimentarios impongan sus condiciones a los vendedores, y establece que se pague al productor en plazo determinado, 30 días para los productos perecederos y  60 para los no perecederos

Ahora se inicia el proceso de trasposición a los Estados ya que en junio de 2020 la directiva deberá estar implementada en los Estados miembros.


Jáuregui: “La reforma de la Iniciativa Ciudadana facilitará la participación”

El eurodiputado destaca que la Comisión proporcionará ayuda a los ciudadanos que promuevan estas iniciativas.

El eurodiputado socialista Ramón Jáuregui considera que la reforma de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE), que hoy se ha aprobado por 535 votos a favor en el Pleno del Parlamento Europeo, “mejora sensiblemente el mecanismo que existía hasta ahora” y ayudará a que haya “más y mejor participación”, ha dicho durante su intervención en el debate.

Para Jáuregui, el nuevo texto “favorece que los Estados, e incluso la Comisión Europea, ayuden a los ciudadanos y ciudadanas que tienen esta iniciativa, estableciendo puntos de contacto gratuitos para proporcionar información y asistencia, y que se ponga en marcha un sistema oficial de recogida de firmas online”, ha destacado. También ha subrayado una serie de mejoras, como que la Comisión Europea proporcione la traducción de la ICE a todas las lenguas oficiales de la UE, que “los organizadores de las iniciativas tengan más tiempo para la recogida de las firmas y que los Estados miembros puedan modificar sus leyes para que los mayores de 16 años tengan la posibilidad de votar y apoyar estas iniciativas”.

El eurodiputado socialista ha señalado además la importancia de que la Eurocámara organice audiencias públicas cuando una ICE alcance el número necesario de firmas. “En mi opinión, la corta vida de la Iniciativa Ciudadana en Europa necesitaba reformas. Estas que se han acordado ahora con la Comisión y el Consejo son buenas y creo que ayudarán a que haya más iniciativas y mejor participación ciudadana a partir de ahora”, ha concluido.


Los socialistas españoles denuncian ante la Comisión la subida del arancel impuesto por Brasil al ajo europeo

“No vamos a permitir que un país suba unilateralmente los aranceles a un producto europeo y del que Castilla-La Mancha es su principal exportador”, señalan los eurodiputados Clara Aguilera y Sergio Gutiérrez.

Esta mañana, durante un encuentro en Toledo sobre el futuro de la Política Agrícola Común, los socialistas españoles han alzado la voz frente a la subida del arancel al ajo europeo impuesta por Brasil y han anunciado la puesta en marcha de medidas frente a esta subida. En concreto, han presentado una pregunta a la Comisión Europea en la que exigen “que se haga todo lo posible para evitar que la pérdida de un mercado fundamental para el ajo español, del que Castilla-La Mancha es su principal exportadora”, ha explicado el eurodiputado y secretario general de los socialistas en la Eurocámara, Sergio Gutiérrez.

“No podemos permitir que un país suba unilateralmente los aranceles de forma discrecional a un producto europeo, como ha hecho Brasil con el ajo, al que le ha aplicado una subida de un 19%,”, ha denunciado Clara Aguilera, eurodiputada y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura. “La Comisión Europea ya ha recurrido la decisión ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero son necesarias medidas adicionales”, ha reclamado la eurodiputada socialista, quien ha reiterado el compromiso de los socialistas con el sector “vamos a hacer todos lo que esté en nuestras manos para que la medidas de la administración brasileña, que tanto perjudican al sector, no sigan adelante”.

Clara Aguilera y Sergio Gutiérrez han participado esta mañana en un desayuno de trabajo organizado por la Delegación socialista española en el Parlamento Europeo sobre lasPrácticas comerciales desleales en la cadena de valor agroalimentaria y la reforma de la PAC. Asimismo, El encuentro ha contado con la participación de Paolo de Castro, vicepresidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural y ponente del informe sobre prácticas comerciales en el Parlamento Europeo; y Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla- La Mancha.


Clara Aguilera traslada a Comisión Europea su preocupación ante la presencia de Bisfenol-A en los tickets de compra

Un estudio internacional, liderado por la Universidad de Granada, revela que el 90% de estos recibos contienen este conocido disruptor endocrino, responsable de graves enfermedades.

La eurodiputada y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, ha trasladado a la Comisión Europea su preocupación por las conclusiones del estudio internacional, liderado por la Universidad de Granada, que señala que el 90% de los tickets de compra que recibimos en tiendas y supermercados están elaborados con papel térmico y contienen bisfenol-A (BPA), un conocido disruptor endocrino, responsable de graves enfermedades de carácter hormonal y diversos tipos de cáncer.
 
La gran preocupación científica sobre la exposición inadvertida de la población general al bisfenol-A (BPA), en tickets y recibos, recomendándose no mezclarlos con alimentos mientras desempaquetamos éstos, así como manipularlos o conservarlos entre nuestras pertenencias, “contrasta con la falta de medidas e información de los ciudadanos al respecto”, subraya la eurodiputada. En este sentido, Clara Aguilera ha trasladado una pregunta escrita a la Comisión Europea, con carácter de urgencia, planteando a esta institución “si ha pensado en realizar algún tipo de campaña informativa sobre la toxicidad de tickets y recibos que contengan BPA”.


En su escrito, la eurodiputada recoge la búsqueda de alternativas por parte de la industria para la sustitución progresiva del BPA en muchas de sus aplicaciones. Sin embargo, considera que la prohibición de este componente debería ser inmediata en los recibos, cuya manipulación es constante y directa por parte de consumidores y trabajadores de establecimientos comerciales, realizándose actualmente en el más absoluto desconocimiento de la toxicidad.

Igualmente, la eurodiputada plantea a la comisión que se adopte esta medida con carácter de urgencia para erradicar cualquier riesgo para la salud humana en el contacto cotidiano con este tipo de recibos.