Clara Aguilera: “Debemos proteger el Mediterráneo, pero ni a espaldas ni a costa del sector pesquero”

MediterraneoGrande

La vicepresidenta de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, ha defendido en el pleno de Estrasburgo la necesidad de tomar medidas que protejan al Mediterráneo de la contaminación y de la sobreexplotación, pero contando para ello con uno de elementos que han marcado su historia, su cultura, su gastronomía y la idiosincrasia de este mar: el sector pesquero.

“Es indudable que tenemos que adoptar medidas para proteger al Mediterráneo y garantizar mayor sostenibilidad para el futuro, pero eso no podemos hacerlo ni de espalda ni a costa del sector pesquero”, ha declarado.

Durante el debate sobre poblaciones de peces y pesca en el Mediterráneo, la eurodiputada ha insistido en que esta protección no se puede reducir exclusivamente a limitar la pesca, ya que el problema no se encuentra sólo en la explotación, y se ha referido al incremento del transporte marítimo, a la situación urbanística del litoral, a las explotaciones mineras…  “No solo las actividades pesqueras intervienen en el Mediterráneo”, ha insistido.

Asimismo, Clara Aguilera ha dedicado parte de su intervención a poner en valor la pesca artesanal, recordando que supone el 80% del sector, y exigiendo a la Comisión europea que se apliquen medidas específicas a favor de esta flota. Asimismo, ha alertado del incumplimiento que puede producirse por parte de países terceros, algo que “los socialistas vamos a combatir”, ha declarado.

Para finalizar, ha insistido en la necesidad de tener en cuenta las actividades sostenibles y las que generan empleo a la hora de tomar decisiones para proteger el Mediterráneo, para lo cual “es fundamental entablar un diálogo constructivo y sincero con quienes han marcado y marcarán el devenir de este mar nuestro, el sector pesquero”.


“Las medidas de la Comisión contra quienes incumplen sus compromisos con los refugiados son insuficientes”

InfraccionesGrande

Los socialistas españoles dicen que el procedimiento de infracción contra tres Estados llega tarde y piden sanciones.

Los socialistas españoles en el Parlamento Europeo consideran insuficiente el anuncio de que la Comisión Europea abrirá procedimiento de infracción a los países que más han incumplido sus compromisos con el reparto de refugiados.

“El procedimiento de infracción que anuncia la Comisión es un paso insuficiente. Los socialistas llevamos mucho tiempo pidiendo que se adopten sanciones contra los estados incumplidores. No es coherente que se sancione a quienes no cumplen sus compromisos económicos y no pase nada cuando no se respetan las obligaciones humanitarias”, asegura Elena Valenciano, vicepresidenta del Grupo Socialista y portavoz en la subcomisión de Derechos Humanos.

“Las medidas llegan tarde y no son suficientes, insiste Juan Fernando López Aguilar, portavoz en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior. Los Estados están incumpliendo de forma flagrante las decisiones adoptadas por ellos mismos en el Consejo. Esta es la peor cara de la tragedia humanitaria que ha dado en llamarse crisis de los refugiados y que desafía a la Unión Europea a estar a la altura de los valores que dice defender y del mandato de solidaridad que proclama el Tratado de Lisboa”.

La Delegación Socialista Española ha preguntado a la Comisión de forma reiterada por las medidas que pensaba adoptar para obligar a cumplir los compromisos de reparto. Además, la diputada socialista Eider Gardizábal, sacó adelante una propuesta en la Comisión de Presupuestos para que los Estados incumplidores fueran obligados a pagar una contribución obligatoria que iría ascendiendo a medida que pasa el tiempo sin hacer frente a los compromisos adquiridos. Esta propuesta se verá próximamente en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo (LIBE), que revisará el llamado Reglamento de Dublín, la ley de la Unión Europea que establece los mecanismos europeos de protección internacional.

Los estados miembros de la Unión Europea se comprometieron en septiembre de 2015 a reubicar en países europeos a 160.000 refugiados llegados a Grecia e Italia, y a reasentar a otros 20.000 refugiados más que se encuentran en países vecinos a Siria. Hasta ahora solo han cumplido un 12 por ciento del compromiso, y el plazo para hacerlo termina en septiembre de 2017.