Clara Aguilera exige a la Comisión medidas contra los efectos nocivos de la industria química en Alcantarilla

AlcantarillaGrande

El polígono químico de la localidad murciana expulsa a la atmósfera una gran cantidad de sustancias contaminantes muy perjudiciales para la salud y altamente cancerígenas.

La vicepresidenta de la comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, ha enviado a la Comisión Europea una pregunta con solicitud de respuesta escrita sobre los efectos nocivos de la actividad de la empresa Derivados Químicos, S.A. sobre la salud de los vecinos de Alcantarilla (Murcia).

El conocido como Polo Químico, situado a 800 metros del casco urbano del municipio, expulsa a la atmósfera gran cantidad de sustancias contaminantes como dioxinas y furanos muy perjudiciales para la salud y calificadas como altamente cancerígenas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la planta se halla entre dos fallas tectónicas (Alhama de Murcia y Carrascoy) muy peligrosas por riesgo sísmico (en un grado de 0,9 sobre 1), lo que agrava el peligro para la población. La eurodiputada recuerda también que la empresa ha recibido numerosas denuncias por incumplimiento de la legislación europea.


Pregunta parlamentaria sobre los efectos nocivos de Polo químico de Alcantarilla (Murcia)

Pregunta con solicitud de respuesta escrita a la Comisión

Artículo 130 del Reglamento

Clara Eugenia Aguilera García (S&D)

Asunto: Efectos nocivos de Polo químico de Alcantarilla (Murcia)

La industria Derivados Químicos, S.A. dedicada a la fabricación de productos farmacéuticos base, está situada en el Polo químico de Alcantarilla (Murcia), el cual se encuentra muy próximo al núcleo poblacional y a diversas dotaciones públicas (centros educativos e instalaciones sanitarias, son un ejemplo).

Este hecho sumado a su particular ubicación geográfica entre dos fallas tectónicas activas (Alhama de Murcia y Carrascoy), hace que el riesgo asociado a la actividad del Polo químico sea extremadamente alto.

Además, son numerosos los incumplimientos de la legislación europea (Reglamento 850/2004/EC sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, Directivas 2004/107/CE y 2008/50/CE sobre la calidad del aire ambiente, Directiva 2016/2284/UE relativa a la reducción de emisiones nacionales, entre otras) que han sido denunciados como consecuencia de dicha actividad.

¿Qué medidas tiene la CE para salvaguardar la salud pública de los ciudadanos afectados que viven en el entorno de dicha empresa?

¿Qué medidas ha tomado o va a tomar la CE?


Aprobación de los PDR para Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Valencia para el período 2014-2020

Los Programas de Desarrollo Rural de las Comunidades Autónomas españolas son el instrumento más importante para el desarrollo de los sectores productivos agroalimentarios para los próximos años.

Nos encontramos ya en lo que debería ser el segundo año de aplicación de los nuevos PDR para Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Valencia, y seguimos pendientes de su aprobación por parte de la Comisión Europea.

¿Puede la Comisión indicar si las cuestiones abordadas en las observaciones que ha realizado a los mismos han sido ya subsanadas y avanzar una posible fecha de aprobación y puesta en marcha de estos programas?

Respuesta (01/05/2015)

Las primeras propuestas de programas españoles se presentaron a la Comisión en julio de 2014; las cartas de observaciones se remitieron entre septiembre y octubre de 2014. Actualmente, todas las comunidades autónomas mencionadas por Su Señoría han enviado sus respuestas, y los servicios de la Comisión y las autoridades españolas están manteniendo un diálogo bilateral. La finalidad de este diálogo es permitir a la Comisión aprobar unos programas de desarrollo rural de calidad que cumplan las normas comunitarias.

La aprobación de cualquier programa de desarrollo rural depende ahora de la revisión del marco financiero plurianual, la adopción del presupuesto rectificativo n° 2/2015 y la posterior adopción de un acto delegado que modifique el anexo I del Reglamento (UE) n° 1305/2013, que está prevista para finales de mayo.