El caso de los dos infantes de marina italianos

He votado esta resolución pensando en las familias de los dos infantes de marina italianos que llevan más de dos años presos en India. Su caso es controvertido desde el punto de vista del Derecho internacional y el Derecho del Mar. Pero ellos iban como militares en una misión oficial de protección a un barco de su país, con todas las autorizaciones.

Desgraciadamente en el cumplimiento de su misión resultaron muertos dos pescadores indios. La responsabilidad debe ser del Estado italiano, o del Ejército italiano o de los superiores de los dos marinos presos. O del armador del buque al que protegían frente a la amenaza de la piratería en el Índico.

Debe haber una responsabilidad que se asuma y una reparación a las familias de los pescadores que resultaron trágicamente víctimas de un malentendido entre dos barcos.

El Gobierno de la India todavía no ha presentado cargos después de dos años. Para no hacer mayor la tragedia, los infantes de marina deben volver a sus casas en Italia. Uno de ellos gravemente enfermo. Y cualquier litigio debe resolverse según marca la legalidad internacional.


Programa de trabajo de la Comisión para 2015

Finalmente no pudo ser y, pese a los esfuerzos del Grupo S&D, no hubo resolución común con los otros grupos. La UE hace frente a un periodo de bajo crecimiento, alto desempleo, exclusión social, desigualdad y riesgo real de deflación económica.

La Resolución presentada por el Grupo S&D pide a la Comisión que afronte las siguientes prioridades: un plan de inversión para generar más empleo y mayor crecimiento, un contexto fiscal que favorezca la inversión de los Estados miembros en el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas o la inclusión de una dimensión social. También la Comisión debe ocuparse de alcanzar una Unión energética con un papel dominante de las energías renovables, afrontar una política de inmigración europea y evitar el fraude fiscal y los paraísos fiscales.


Medidas europeas para luchar contra la delincuencia organizada y la corrupción

La corrupción, la delincuencia organizada y el blanqueo de dinero suponen una amenaza para la democracia, los ciudadanos y el buen funcionamiento de la economía legal. En un momento de crisis económica y financiera los recursos que se retraen de la economía legal a través del fraude deben ser recuperados y puestos al servicio de la economía real primando la creación de empleo de calidad, legal y decente. Deben conocerse los planes de la Comisión y del Consejo para luchar contra estos fenómenos en el periodo 2014-2019 e incrementarse los esfuerzos para luchar contra el blanqueo de capitales y apostar por un sistema de «transparencia total» en el que se identifiquen más fácilmente las sospechas de blanqueo a través de un registro público europeo de fideicomisos, trusts y fundaciones que contenga información sobre cuentas, beneficiarios e intermediarios Debe mejorarse asimismo la coordinación de la actividad de las autoridades nacionales competentes para combatir el fenómeno y el de las agencias europeas sectoriales.


Ley de Seguridad Ciudadana en España y adecuación al Derecho de la UE (Pregunta)

La nueva «Ley de Seguridad Ciudadana», aprobada por el Congreso de los Diputados únicamente con los votos del Partido Popular, impone fuertes sanciones, al margen del control judicial inmediato, contra acciones en ejercicio de los derechos fundamentales, limitando libertades consagradas en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (CDFUE): derecho de reunión (artículo 12) y tutela judicial efectiva (artículo 47), al obligar al sancionado a agotar la vía administrativa antes de recurrir a la jurisdicción contencioso-administrativa, sujeta al pago de altas tasas judiciales introducidas por el Gobierno del PP y que no rigen en el procedimiento penal; respeto de la vida privada (artículo 7), al permitir ordenar escuchas y registros policiales sin previa autorización judicial; y principio de proporcionalidad en los delitos y en las penas (artículo 49, apartado 3), al recaer anteriormente estas conductas en el ámbito penal, mucho más garantista.

Asimismo, modifica la Ley de Extranjería para «legalizar» las «devoluciones en caliente», consistentes en expulsar sumariamente a inmigrantes que llegan a suelo español, en contra del Derecho internacional de asilo, que exige la asistencia letrada al demandante de asilo.

¿Considera la Comisión que esta Ley es compatible con el Derecho europeo y los valores jurídicos protegidos por la CDFUE?

Respuesta (23/04/2015):

La mencionada «Ley de seguridad ciudadana» se refiere a asuntos policiales. El mantenimiento del orden público y la salvaguardia de la seguridad interior de los Estados miembros, incluidas las leyes de policía y la regulación de las manifestaciones, entran en el ámbito de competencia nacional y, por consiguiente, quedan al margen del Derecho de la UE.

Como ya se ha indicado en las respuestas a las preguntas E-013929/2013, E-013763/2013 y P-006472/2014(1), la Comisión, dentro de sus competencias, siempre se ha empeñado con firmeza en garantizar que la libertad de expresión y la libertad de reunión se respetan de manera estricta, ya que constituyen los cimientos de una sociedad libre, democrática y plural. Lo mismo cabe decir de la protección de las comunicaciones privadas. Sin embargo, la Comisión carece de competencia general en lo que respecta a los derechos fundamentales. Con arreglo a su artículo 51, la Carta de los Derechos Fundamentales se dirige y se aplica a los Estados miembros únicamente cuando estos aplican el Derecho de la Unión.

Por lo que se refiere a las «devoluciones en caliente», la Comisión está muy atenta al procedimiento legislativo de modificación de la Ley de extranjería y, en 2014, expresó su preocupación acerca de la compatibilidad de su versión inicial con las obligaciones de España en virtud del Derecho de la UE en el ámbito del retorno de los inmigrantes en situación irregular. La Ley se está debatiendo todavía, por lo que está sujeta a cambios. Una vez adoptada, la Comisión evaluará cuidadosamente su compatibilidad con el Derecho de la UE.

La Comisión sigue confiando en que las autoridades nacionales garantizarán la observancia de sus obligaciones en materia de derechos fundamentales derivadas de acuerdos internacionales y de la legislación interna.

 


Recortes financieros en el ámbito de la cultura en Europa

Desde 2009, la financiación de museos, teatros e instituciones culturales se ha reducido drásticamente, como consecuencia de la crisis financiera y a causa de la política de austeridad. Italia, Grecia, Francia y el Reino Unido son algunos de los países más gravemente afectados, pese a que el patrimonio y la vida cultural son factores importantes para atraer capital procedente del turismo internacional y el espíritu empresarial creativo. España también se encuentra en una situación crítica, con dos años de recortes presupuestarios a las instituciones culturales del país, el incremento del IVA sobre las ventas de obras de arte y la falta de políticas para garantizar la protección de la propiedad intelectual, las bibliotecas y el cine, lo que ha dado lugar a importantes protestas en todo el país. Como medio de discrepancia y crítica respecto de los proyectos de ley promulgados por el ministro español de Cultura, José Ignacio Wert, conocidos artistas están rechazando premios culturales nacionales para protestar contra las políticas del Gobierno en el ámbito de la cultura.

Si bien los estudios económicos han demostrado en los últimos años que las industrias culturales y creativas estimulan el crecimiento y el desarrollo empresarial —como se refleja en la reciente puesta en marcha del programa Europa Creativa—, la importancia de la cultura en las políticas públicas se está reduciendo peligrosamente.

Sobre la base del principio de subsidiariedad, ¿qué medidas concretas prevé adoptar la Comisión para influir de forma positiva en las políticas de los Estados miembros en el ámbito de la cultura?

Respuesta (14/04/2015):

La Comisión coincide plenamente en el papel positivo que desempeña la cultura en la sociedad y en su aportación significativa al crecimiento económico y al empleo. Los sectores cultural, creativo y audiovisual figuran entre los más dinámicos de Europa. Según recientes informes, estos sectores generan aproximadamente el 4,4 % del PIB total de la UE y ocupan al 3,8 % del total de los trabajadores europeos.

En lo que se refiere a las medidas que ofrece para apoyar los esfuerzos de los Estados miembros en la promoción de la cultura y de las industrias culturales y creativas, la Comisión remite a Sus Señorías a su respuesta a la pregunta escrita, de contenido similar, E-010444/2014(1).


Preparación de la reunión del Consejo Europeo (18 y 19 de diciembre de 2014)

A la vista de lo que la Comisión y el Consejo han manifestado sobre el plan europeo de inversiones en el curso del debate sobre el Consejo Europeo, quiero manifestar lo siguiente:

1. Desde el inicio de la crisis en 2007-2008, el diferencial de crecimiento del PIB entre la Unión Europea y la Eurozona, y los Estados Unidos, ha sido superior en media a un punto porcentual por año, como resultado de las fallidas políticas de ajuste estructural a ultranza. El plan europeo de inversiones no será efectivo si no flexibiliza al menos el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (el cual habrá que reformar en todo caso). Por tanto, es necesario revisar más pronto que tarde el paquete de la gobernanza económica para que sea una herramienta útil para el crecimiento y el empleo.

2. El plan europeo de inversiones prevé catalizar 252.000 millones de euros de inversión privada con 63.000 millones de euros en préstamos públicos, con solamente 21.000 millones de euros de garantías públicas. Estas estimaciones han sido cuestionadas por distintos expertos. Además de las contribuciones nacionales, la Comisión debe hacer una propuesta para vincular el Impuesto sobre las Transacciones Financieras al Fondo Europeo para las Inversiones Estratégicas.


Nuevo presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2015

El acuerdo alcanzado permitirá el pago de las facturas pendientes, para lo que se ha acordado la cantidad de 4.800 millones de euros para el periodo 2014-2015. Aunque dista de las cifras iniciales, este importe permitirá cumplir con parte de las facturas acumuladas y con ello aliviar la situación de muchas PYMES, universidades, colectividades locales y ONGs que en este momento están en esperando ser pagadas.

Tan importante como las cifras relativas a los pagos de 2014 y el presupuesto de 2015 ha sido llegar a un acuerdo entre Parlamento, Consejo y Comisión sobre un plan de pagos que permita a la UE salir de la situación en la que se encuentra en este momento con más de 23 billones de facturas no pagadas.

Respecto del presupuesto 2015, hemos conseguido revertir todos los recortes del Consejo así como incrementos en las categorías 1, que reflejan la prioridad de contribuir a la mejora del acceso a la financiación a través del presupuesto de la UE, especialmente para la pequeña y mediana empresa empresas (PYME), en concreto para el programa COSME, así como para los programas Horizonte 2020 y Erasmus+ y la cantidad destinada a la ayuda humanitaria en la categoría 4.


Paquete de Empleo, Crecimiento e Inversión de la Comisión

El plan de inversiones de 315.000 millones de euros propuesto por la Comisión es un primer paso para estimular el crecimiento en la deprimida economía europea: un plan fruto de la presión del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo. El diseño presentado contiene incertidumbres que en las próximas semanas se deben detallar. El fondo parte con poco capital inicial aportado por el BEI, siendo el resto garantías con base en los presupuestos de la Comisión.

Es vital la participación de los Estados a través de garantías y a través de capital proveniente de los países con espacio de maniobra fiscal. Asimismo, el fondo debe dotarse de un modelo de gobernanza creíble que permita una selección profesionalizada de los proyectos, con mayor incidencia en las economías con peores perspectivas. La credibilidad de los nuevos proyectos será central para lograr la elevada participación del capital privado, base sobre la que se asienta el conjunto del programa. Trabajaremos en los próximos meses en el Parlamento Europeo para aclarar las incertidumbres que presenta el plan Juncker y para que éste sea más ambicioso, pero también para que se produzcan más cambios en la, hasta ahora, equivocada política económica europea.