Malas prácticas — Avistamiento de Cetáceos en el Estrecho de Gibraltar

Como conoce la Comisión, el Estrecho de Gibraltar y, en concreto, la Bahía de Cádiz, es un enclave de alto valor biológico y ecológico, entre otras razones, por ser una zona habitual para la alimentación y la reproducción de ciertas especies de cetáceos, como el delfín común.

Esto ha motivado que, como complemento a las actividades pesqueras, se estén también llevando a cabo otras, como el avistamiento en alta mar de dichos cetáceos.

Desafortunadamente, algunas ONG (como Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar) están denunciando que estas actividades no se llevan a cabo con la total observancia de las normas existentes, ocasionando daños y molestias a estos animales.

¿Tiene la Comisión conocimiento de estas prácticas?

¿Realiza la Comisión alguna iniciativa para atajarlas?

RESPUESTA:

Todas las especies de cetáceos se recogen en el anexo IV de la Directiva sobre los hábitats y, por lo tanto, están sujetas al estricto régimen de protección establecido en el artículo 12 de la Directiva. Según esas disposiciones, todas las especies de cetáceos están protegidas en España por la Ley 42/2007. El avistamiento de ballenas está regulado en España por el Real Decreto 1727/2007, que establece medidas para la protección de los cetáceos y disposiciones sobre la vigilancia, inspección y control de la aplicación de esas medidas.

La aplicación de la legislación ambiental de la UE compete primordialmente a los Estados miembros. Las actividades como el avistamiento de ballenas, que pueden contribuir a la concienciación además de reportar beneficios turísticos, no son necesariamente incompatibles con la protección de estas especies, a condición de que se gestionen adecuadamente. La Comisión carece de pruebas de una posible infracción de la legislación de la UE y no tiene la intención por ahora de tomar medidas sobre el asunto planteado por Su Señoría.

 


Pesca ilegal del atún en el Estrecho de Gibraltar

Como sabe la Comisión, el Estrecho de Gibraltar y, en concreto, la Bahía de Cádiz, es una zona donde se realiza la pesca del atún, principalmente por medio de un arte tradicional, milenario y sostenible, como es la almadraba.

Desafortunadamente, desde hace algún tiempo se están produciendo episodios de pesca ilegal, camuflada como pesca recreativa, con destino final en el mercado. Todo ello con el agravante de que los presuntos infractores, según denuncian las organizaciones ecologistas, encuentran refugio en las costas del Peñón de Gibraltar.

¿Tiene la Comisión conocimiento de estas prácticas ilegales?

¿Qué medidas está aplicando la Comisión para atajar dichas prácticas?

RESPUESTA:

La Comisión toma nota de la información que facilita en su pregunta en relación, en particular, con las posibles infracciones cometidas en el ámbito de la pesca recreativa en la zona del Estrecho de Gibraltar.

El seguimiento y control de las actividades pesqueras relacionadas con el atún rojo constituyen una prioridad esencial para la Unión Europea. En 2015, como en años anteriores, un plan de despliegue conjunto reunirá a representantes de la Comisión Europea, los Estados miembros y la Agencia Europea de Control de la Pesca y utilizará los recursos de control de los ocho Estados miembros de la UE que participan en la pesca del atún rojo. Este plan incluye una serie de criterios que han de aplicarse en los controles específicos que las autoridades de control competentes de los Estados miembros efectúen en relación con la pesca deportiva y recreativa.

Si en estos controles se observan casos de incumplimiento, por parte de operadores de la UE o de fuera de la UE, tales casos serán examinados por las autoridades pertinentes y, si fuera necesario, por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, que es la organización regional de pesca competente para establecer medidas de gestión de la población de esa pesquería.

Entre tanto, la Comisión prestará especial atención a la aplicación de las normas relativas a la pesca recreativa de atún rojo.