Procedimientos de insolvencia

Hemos votado a favor de la revisión de este reglamento que establece normas comunes en cuanto al tribunal competente para incoar el procedimiento de insolvencia…

Hemos votado a favor de la revisión de este reglamento que establece normas comunes en cuanto al tribunal competente para incoar el procedimiento de insolvencia, al derecho aplicable y al reconocimiento de las resoluciones en caso de que un deudor –tanto si se trata de una sociedad o de un comercio como de un particular– se encuentre en situación de insolvencia, porque tras diez años de su entrada en vigor era mejorable en la aplicación de algunas de sus disposiciones.

La principal novedad que incluye es la de impedir que el deudor desplace sus haberes o el procedimiento judicial de un país a otro con el fin de mejorar su situación desde el punto de vista jurídico foro de conveniencia, evitando de este modo que algunas empresas o deudores cambien repentinamente su sede antes del inicio de un procedimiento de insolvencia. Introduce mayor certeza jurídica y permite que se considere si el cambio de sede responde a razones objetivas o no.

Igualmente se ha conseguido incluir un considerando relativo a los derechos de los trabajadores respecto al establecimiento de un derecho preferente para los mismos, teniendo en cuenta que son los más débiles cuando se inicia un procedimiento de insolvencia.