Privatización de AENA y ayudas públicas europeas

España ha recibido para aeropuertos de la red pública estatal de AENA más de 685 millones de euros de los Fondos Estructurales y del Fondo de Cohesión entre 2000 y 2013.

Las ayudas recibidas se han destinado a actuaciones para ampliar las instalaciones, aparcamientos, espacios comerciales, mejoras en la seguridad, etc. Los beneficiarios han sido aeropuertos de titularidad pública que van a ser ahora privatizados por el Gobierno español y, en consecuencia, parte de estos aeropuertos financiados con fondos públicos de la UE pasarán a manos de inversores privados.

Teniendo en cuenta que en la justificación de las ayudas europeas fueron centrales los objetivos de la UE en favor de la cohesión socioeconómica y territorial de un país con una orografía que ha limitado históricamente las comunicaciones terrestres, se pregunta lo siguiente:

¿Ha puesto el Gobierno de España en conocimiento de la Comisión la intención de privatizar un organismo que se ha beneficiado de importantes fondos públicos europeos?

¿Cómo piensa la Comisión proteger ante la privatización de AENA los objetivos de cohesión económica y territorial de los proyectos financiados por la UE, que pueden peligrar ahora al introducirse criterios exclusivamente de rentabilidad económica?

¿Considera la Comisión que el cambio de titularidad pública y el no respeto de los objetivos de los proyectos financiados pueden conllevar un reexamen de las ayudas concedidas?

Respuesta (17/04/2015):

La Comisión no ha sido informada de los planes del Gobierno español sobre el ente público Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

De acuerdo con las normas sobre política de cohesión, los Estados miembros deben velar por que una inversión en infraestructuras o una inversión productiva conserven una contribución de los fondos de la UE únicamente si la operación no sufre un cambio sustancial, por norma general, en los cinco años siguientes a su conclusión. Si la durabilidad de la operación está garantizada por este plazo, se considera que la inversión contribuye adecuadamente a lograr los objetivos de cohesión económica y territorial.

Si se produce un cambio sustancial que afecta a la naturaleza del proyecto o a sus condiciones de ejecución o que otorga una ventaja indebida a una empresa o a un organismo público y que, al mismo tiempo, resulta de un cambio en la naturaleza de la propiedad de un elemento de infraestructura o del cese de una actividad productiva, la autoridad de gestión del correspondiente programa de la política de cohesión deberá recuperar el importe de la contribución de la UE a dicha operación.

Los Estados miembros deben informar anualmente a la Comisión de cualquier modificación que pueda conllevar la recuperación de la contribución de la UE a una operación.

Respuesta (28/04/2015)

La Comisión señala que la decisión de vender una participación del capital de AENA a inversores privados entra dentro del ámbito de competencias del Gobierno español. No obstante, la Comisión es responsable de garantizar la aplicación de las normas sobre ayudas estatales de la UE a lo largo de todo el proceso de privatización, así como de velar por la observancia del Derecho de la UE por parte de la entidad parcialmente privatizada.

La Comisión también recuerda que actualmente existen diversos modelos funcionales de propiedad aeroportuaria en Europa. Estas soluciones van desde una privatización absoluta a la plena propiedad pública. La legislación de la UE relativa a los aeropuertos no distingue entre estos diversos modelos. Después de la privatización parcial de AENA, España mantiene el modelo de «red de aeropuertos». Con arreglo a la Ley 18/2014 española, esta red garantizará en todo el territorio nacional la cohesión económica, social y territorial.