Paquete de Empleo, Crecimiento e Inversión de la Comisión

El plan de inversiones de 315 000 millones de euros propuesto por la Comisión es un primer paso para estimular el crecimiento…

El plan de inversiones de 315.000 millones de euros propuesto por la Comisión es un primer paso para estimular el crecimiento en la deprimida economía europea: un plan fruto de la presión del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo. El diseño presentado contiene incertidumbres que en las próximas semanas se deben detallar. El fondo parte con poco capital inicial aportado por el BEI, siendo el resto garantías con base en los presupuestos de la Comisión.

Es vital la participación de los Estados a través de garantías y a través de capital proveniente de los países con espacio de maniobra fiscal. Asimismo, el fondo debe dotarse de un modelo de gobernanza creíble que permita una selección profesionalizada de los proyectos, con mayor incidencia en las economías con peores perspectivas. La credibilidad de los nuevos proyectos será central para lograr la elevada participación del capital privado, base sobre la que se asienta el conjunto del programa. Trabajaremos en los próximos meses en el Parlamento Europeo para aclarar las incertidumbres que presenta el plan Juncker y para que éste sea más ambicioso, pero también para que se produzcan más cambios en la, hasta ahora, equivocada política económica europea.