Medidas europeas para luchar contra la delincuencia organizada y la corrupción

La corrupción, la delincuencia organizada y el blanqueo de dinero suponen una amenaza para la democracia, los ciudadanos y el buen funcionamiento de la economía legal. En un momento de crisis económica y financiera los recursos que se retraen de la economía legal a través del fraude deben ser recuperados y puestos al servicio de la economía real primando la creación de empleo de calidad, legal y decente. Deben conocerse los planes de la Comisión y del Consejo para luchar contra estos fenómenos en el periodo 2014-2019 e incrementarse los esfuerzos para luchar contra el blanqueo de capitales y apostar por un sistema de «transparencia total» en el que se identifiquen más fácilmente las sospechas de blanqueo a través de un registro público europeo de fideicomisos, trusts y fundaciones que contenga información sobre cuentas, beneficiarios e intermediarios Debe mejorarse asimismo la coordinación de la actividad de las autoridades nacionales competentes para combatir el fenómeno y el de las agencias europeas sectoriales.