Informe del Senado de los Estados Unidos relativo al uso de la tortura por parte de la CIA

He votado a favor de la resolución porque, tras las revelaciones del informe del senado de los EEUU sobre el uso de la tortura por parte de la CIA y las acusaciones de que algunos estados miembros han colaborado con estas prácticas, el PE vuelve a condenar enérgicamente los hechos y pide una investigación parlamentaria de seguimiento sobre lo ocurrido. Es deplorable que algunos estados miembros hayan contribuido a estos crímenes, ya proporcionando centros de detención secretos, ya ignorando el transporte de prisioneros a través de su territorio.

La resolución pide que se inicien procedimientos penales contra los responsables. La tortura no es sólo un crimen abyecto, condenado por todas las normas internacionales en materia de derechos humanos, sino que también pone en duda la base de nuestros valores: el respeto a la dignidad humana. Ninguna democracia puede ser cómplice de tan aberrantes prácticas.