Pregunta parlamentaria sobre la vacunación en las explotaciones ganaderas

Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-003698/2016

a la Comisión

Artículo 130 del Reglamento

Marc Tarabella (S&D), Eric Andrieu (S&D), Nicola Caputo (S&D), Michel Dantin (PPE), Jean-Paul Denanot (S&D), Maria Noichl (S&D), Clara Eugenia Aguilera García (S&D), Daniel Buda (PPE) y Viorica Dăncilă (S&D)

Asunto:        Vacunación en las explotaciones ganaderas

La Presidencia neerlandesa ha fijado entre sus prioridades la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. Todos los proyectos de reglamento sobre la salud animal, los piensos medicamentosos y la comercialización de productos veterinarios tienen como objetivo reducir el uso de antibióticos en las explotaciones ganaderas, a la vez que incrementar las medidas de prevención de enfermedades. La vacunación constituye un medio de prevención para numerosas enfermedades como las colibacilosis y salmonelosis, así como para un elevado número de enfermedades respiratorias.

Dado su impacto en la salud humana (ECDC, abril de 2015, ISBN 978-92-9193-630-4), la salmonelosis es un claro ejemplo de que la vacunación de los animales puede reducir el uso de antibióticos y contribuir a la prevención de esta importante zoonosis en los seres humanos. El plan europeo de ayuda a la vacunación contra la salmonelosis aviar solo se ha aplicado en los Países Bajos.

¿Qué medidas piensa adoptar la Comisión para promover la vacunación contra la salmonelosis en las explotaciones porcinas y avícolas con miras a prevenir la salmonelosis en el ser humano y la difusión de enfermedades multirresistentes, en el marco de la lucha contra las zoonosis (Decisión de ejecución (UE) n.º 2015/2444)?

__________

ES

E-003698/2016

Respuesta del Sr. Andriukaitis

en nombre de la Comisión

(1.7.2016)

La lucha contra la resistencia a los antimicrobianos es prioritaria para la Comisión, que en 2011 presentó un plan quinquenal de acción contra la amenaza creciente de las resistencias bacterianas[1], basado en un enfoque integral en consonancia con la iniciativa «Una Salud». El uso excesivo de antibióticos en combinación con prácticas deficientes de control de las infecciones puede conducir a la aparición de resistencia bacteriana. Por tanto, debe desalentarse el uso inadecuado de antibióticos como método de control de Salmonella en las aves de corral y el ganado porcino. Esta es la razón por la que, en la UE, el Reglamento (CE) n.º 1177/2006[2] no autoriza el uso de antibióticos en el marco de los programas nacionales de control de Salmonella en las aves de corral.

Los Estados miembros pueden decidir la introducción de programas nacionales de vacunación para reducir la prevalencia de los agentes zoonóticos, de conformidad con el Reglamento (CE) n.º 2160/2003[3]. En virtud del Reglamento (CE) n.º 1177/2006, los programas de vacunación son obligatorios en todos los Estados miembros con alta prevalencia de Salmonella enteritidis en gallinas ponedoras. Los programas de control de Salmonella están cofinanciados por la Comisión, incluidas las dosis de vacunas de Salmonella. En 2015, se cofinanciaron 232,5 millones de dosis de la vacuna de Salmonella por un valor de 7,7 millones EUR en doce Estados miembros.

En el caso del ganado porcino, a pesar de que el uso de vacunas puede ser una opción adecuada en los programas de control de Salmonella, debe conseguir reducirse la prevalencia gracias a medidas como buenas prácticas de higiene y buenas prácticas agrícolas, sobre todo.

Además, mediante los sucesivos programas marco de investigación, la UE ha estado financiando actividades de investigación sobre vacunas veterinarias y sobre la resistencia a los antibióticos. En el marco de Horizonte 2020 se pusieron en marcha recientemente dos grandes proyectos relacionados con las vacunas en el ámbito de las enfermedades de producción: PARAGONE[4] y SAPHIR[5].