Pregunta parlamentaria sobre la debilidad de los controles fitosanitarios a la importación de cítricos, en algunos puertos de la Unión Europea

Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-000985/2017 a la Comisión

Artículo 130 del Reglamento

Clara Eugenia Aguilera García (S&D)

Asunto: Debilidad de los controles fitosanitarios a la importación de cítricos, en algunos puertos de la Unión Europea

En España, el Comité de Gestión de Cítricos ha accedido a diversa documentación de la Citrus Growers Asociation of Southern Africa, que revela enormes diferencias, de rigor e independencia, en la inspección en frontera de la Black Spot entre los Países Bajos, principal canal de acceso citrícola de Europa, y España, principal productor.

Desde 2015, Sudáfrica evita los puertos españoles enviando sus cítricos a la Unión vía Rotterdam, para el consumo fresco en la Europa continental, y vía el Reino Unido, para los zumos. Estos datos, publicados en la prensa, constatan además que el organismo privado que realiza la inspección fitosanitaria en los Países Bajos, el Kwaliteits-Controle- Bureau (KCB), integra en su consejo de administración a los propios importadores de frutas y hortalizas neerlandeses.

1. ¿Ha verificado la Comisión la peculiar situación del organismo KCB, encargado de la inspección fitosanitaria de los cítricos que entran en la Unión por el puerto de Rotterdam?

2. Si fuera cierto que la inspección fitosanitaria de este puerto está en manos de los importadores, ¿considera la Comisión que este control en frontera es el adecuado para garantizar la seguridad fitosanitaria del sector citrícola europeo?

—————————————————————————

ESE-000985/2017Respuesta del Sr. Andriukaitisen nombre de la Comisión(11.4.2017)

La Comisión efectúa auditorías periódicas para comprobar que las inspecciones de las importaciones a los Estados miembros se realizan de conformidad con la legislación de la UE. En 2011, se llevó a cabo una auditoría específica en los Países Bajos: La Comisión examinó el funcionamiento del sistema de inspecciones fitosanitarias de las importaciones de los Países Bajos y comprobó que dichas inspecciones las realizaban entidades administrativas independientes, entre las cuales se incluye el organismo privado de control de calidad Kwaliteits-Controle- Bureau (KCB). La conclusión de la Comisión fue que el sistema en vigor no suscitaba ninguna preocupación importante y que la organización general de los controles de la importación en los Países Bajos era buena y cumplía los requisitos establecidos en la legislación de la UE. En consecuencia, la Comisión no encuentra motivos objetivos para cuestionar la independencia de los inspectores del KCB. Sin embargo, está programado que se realice una nueva serie de auditorías en 2017-2018 de los controles fitosanitarios de las importaciones en siete u ocho de los Estados miembros, entre los que se incluyen los Países Bajos. El resultado que se obtenga servirá para mejorar la uniformidad de estas inspecciones en la Unión y para promover el uso de buenas prácticas.

La Directiva 2000/29/CE 1 establece controles fitosanitarios obligatorios en las fronteras del territorio  de la UE para aquellos cítricos procedentes de un tercer país. Los controles fitosanitarios solamente pueden llevarlos a cabo los organismos responsables oficiales de los Estados miembros o, bajo su responsabilidad y control, toda persona jurídica en la que estos hayan delegado siempre que dicha persona carezca de intereses particulares en el resultado, lo cual está en consonancia con las normas internacionales. En vista de lo anterior, podemos concluir que los importadores no tienen la potestad para llevar a cabo los controles fitosanitarios.