Pregunta parlamentaria sobre el veto parental en la escuela

Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-000364/2020 a la Comisión.

Artículo 138 del Reglamento interno.

Domènec Ruiz Devesa, Clara Aguilera, Adriana Maldonado López, César Luena, Alicia Homs Ginel, Lina Gálvez Muñoz, Mónica Silvana González, Inma Rodríguez-Piñero, Juan Fernando López Aguilar, Isabel García Muñoz, Nicolás González Casares, Javi López, Estrella Durá Ferrandis.

Asunto: Veto parental en la escuela.

A propuesta de un partido de extrema derecha, la Región de Murcia (España) ha introducido lo que se ha dado en llamar el «pin parental», que obliga a las escuelas, incluidas las escuelas públicas, a informar a las familias de todas las actividades complementarias organizadas en horas lectivas, que son obligatorias legalmente a nivel nacional y regional como parte del currículo escolar. Esta iniciativa permite que los padres decidan si dan o no su consentimiento a estas clases.

Concretamente, esta medida pretende limitar la asistencia a clases dedicadas a abordar la discriminación por motivos de orientación sexual o la sexualidad emocional y reproductiva y la igualdad de género.


1 ¿Considera la Comisión que esta iniciativa es compatible con los derechos del niño, consagrados en el artículo 3, apartado 3, del TUE, y con la Recomendación de la Comisión de 2013 titulada «Invertir en la infancia: romper el ciclo de las desventajas», en particular con la necesidad de «tener siempre en cuenta en primer lugar el interés superior del niño y reconocer a los niños como titulares de derechos independientes», recogida en la misma?

2 Asimismo, ¿considera que esta iniciativa es acorde con el espíritu de la Declaración de París de 2013, retomado en la Recomendación del Consejo de 2018 relativa a la promoción de los valores comunes, la educación inclusiva y la dimensión europea de la enseñanza, concretamente en lo relativo al fomento de las actitudes tolerantes y democráticas, las competencias interculturales, cívicas y sociales, el pensamiento crítico y el respeto por la diversidad?


ES. E-000364/2020. Respuesta de la vicepresidenta Šuica en nombre de la Comisión Europea (30.7.2020).

Los derechos del menor y el derecho a la educación están consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE (artículos 24 y 14 respectivamente), que se aplica a los Estados miembros de la UE cuando aplican el Derecho de la UE.

De conformidad con el artículo 165 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, la Unión apoya y completa las acciones de los Estados miembros en el ámbito de la educación, en el pleno respeto de la responsabilidad de los Estados miembros en cuanto a los contenidos de la enseñanza y a la organización de sus sistemas educativos.

La Declaración de París y la Recomendación del Consejo relativa a la promoción de los valores comunes, la educación inclusiva y la dimensión europea de la enseñanza reconocen que la educación desempeña un papel fundamental en el fomento de la tolerancia, el refuerzo de un sentimiento de pertenencia y la lucha contra la discriminación.

A través del programa Erasmus+, la Comisión apoya iniciativas destinadas a prevenir la intolerancia, por ejemplo, financiando proyectos vinculados a la inclusión social. Un grupo de trabajo específico de Educación y Formación 2020 (marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación) reúne a expertos de los Estados miembros para intercambiar las mejores prácticas en lo referente al fomento de la educación inclusiva y los valores comunes.