Pregunta parlamentaria sobre el desperdicio de alimentos

Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-004537/2016

a la Comisión

Artículo 130 del Reglamento

Jonás Fernández (S&D) y Clara Eugenia Aguilera García (S&D)

Asunto:        Desperdicio de alimentos

La ingesta suficiente y equilibrada de alimentos es imprescindible para la vida humana. Sin embargo, de acuerdo con la FAO, se desperdician en el mundo más de 1 300 millones de toneladas de comida al año, por un valor de un billón de dólares, cuando al menos 1 000 millones de personas pasa hambre en el planeta Tierra.

En la Unión, la cifra es de 100 millones de toneladas al año de alimentos tirados a la basura. Para poner freno a esta situación, algún Estado miembro ha impuesto a los supermercados y centros de distribución la obligación de donar el excedente no vendido a organizaciones sin ánimo de lucro o bancos de alimentos.

Dado que el desperdicio alimentario es moralmente inaceptable, al tiempo que es conveniente evitar la fragmentación normativa en esta materia, el principio de subsidiariedad justifica que la Unión actúe en este terreno con una propuesta legislativa que impida que los supermercados se deshagan de alimentos no vendidos en buen estado.

¿Qué valoración hace la Comisión de la norma aprobada por el Estado francés?

¿Qué medidas legislativas piensa proponer la Comisión para poner fin en Europa al desperdicio alimentario?

__________

ES

E-004537/2016

Respuesta del Sr. Andriukaitis

en nombre de la Comisión

(19.7.2016)

Con respecto a la propuesta legislativa adoptada por el Gobierno francés con objeto de prohibir que los minoristas destruyan los alimentos no vendidos, pero todavía comestibles, la Comisión remite a Su Señoría a sus respuestas a las preguntas E-009483/2015, E-009024/2015, E-009003/2015, E-008887/2015 y E-008448/2015[1].

Como parte del plan de acción sobre la economía circular[2], la Comisión ha propuesto una serie de iniciativas[3] para apoyar a la UE en la consecución del objetivo 12.3 de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), a saber, reducir a la mitad, de aquí a 2030, el desperdicio de alimentos per cápita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las pérdidas posteriores a las cosechas. Entre estos, la Comisión:

 

  • desarrollará una metodología común de la UE para la medición de los residuos alimentarios y definirá los indicadores pertinentes;
  • creará una plataforma[4] en la que participen los Estados miembros y las partes interesadas con el fin de apoyar el logro de los objetivos de desarrollo sostenible sobre los residuos alimentarios mediante la puesta en común de las mejores prácticas y la evaluación de los progresos realizados a lo largo del tiempo[5];
  • tomará medidas a fin de aclarar la legislación de la UE relativa a los residuos, los alimentos y los piensos, y de facilitar la donación de alimentos y la reutilización de antiguos alimentos y subproductos de la cadena alimentaria en la producción de piensos sin comprometer la seguridad de los alimentos y los piensos; así como
  • examinará las formas de mejorar el uso de la indicación de la fecha por los agentes de la cadena alimentaria y su comprensión por parte de los consumidores, en particular la relativa al «consumo preferente».

 

[1]     http://www.europarl.europa.eu/plenary/es/parliamentary-questions.html

[2]     COM(2015) 614 final.

[3]     http://ec.europa.eu/food/safety/food_waste/eu_actions/index_en.htm

[4]     http://ec.europa.eu/food/safety/docs/fw_eu-actions_flw-platform_tor.pdf

[5]     http://ec.europa.eu/food/safety/docs/fw_eu-actions_flw-platform_tor.pdf