¿Qué son los Spitzenkandidaten?

SpritzGrande

La palabra Spitzenkandidat, o en plural spitzenkandidaten, proviene del alemán y se puede traducir como ‘candidato principal’ o ‘candidato cabeza de lista’. Viene a conceptualizar la idea de un cabeza de lista para la presidencia a la Comisión Europea que saldría elegido por el resultado mayoritario en las elecciones europeas de 2019. Dicho procedimiento no está previsto en los Tratados por lo que depende plenamente de los actores políticos y fue puesto en práctica por primera vez en el año 2014, cuando los partidos europeos designaron a un líder cada uno para que fuera el candidato a presidir la Comisión Europea. Tras las elecciones de 2014 se pudo finalmente llevar a la práctica, siendo Jean Claude Juncker elegido Presidente y previamente habiendo concurrido como candidato por el Partido Popular Europeo. Los socialistas españoles somos partidarios de este sistema ya que con este procedimiento se hace posible que la campaña al Parlamento Europeo no esté únicamente enmarcada en debates de índole nacional, regional o local – como puede suceder en las próximas elecciones de Mayo de 2019 – y se hagan más visibles los temas con dimensión europea.

Actualmente hay un intenso debate en las instituciones sobre si darle continuidad o no a esta iniciativa del Spitzenkandidat. Diversos líderes en el Consejo Europeo no aprueban que se continúe con esta iniciativa puesto que aprecian que un liderazgo fuerte en la Comisión haría posible un mayor desarrollo de la Unión Europea en su dimensión política, y no están dispuestos a que esto suceda. Tras la votación negativa mayoritaria del informe del Parlamento Europeo que abogaba por la inclusión de las listas transnacionales y por formalizar en ellas al "cabeza de lista europeo" el continuar con esta idea queda al albur de los líderes de los Estados y de las opciones de los diferentes grupos políticos europeos.

En esta cuestión no es inteligente dar pasos atrás, ni para mí aceptable políticamente. Ha quedado claro por la experiencia pasada y es urgente por el momento político actual la necesidad de tener un debate puramente europeo con diferentes candidatos a presidir la Comisión y vincularlo con un proceso electoral a la eurocámara, donde además se podría producir una mejor identificación de los candidatos y sus opciones políticas por parte de los votantes.

Apoyando de nuevo la iniciativa del Spitzenkandidat profundizaremos en el sentimiento de pertenencia a nuestra comunidad política común como europeos. También mejoraremos la visibilidad de la agenda europea y aumentaremos la transparencia en el proceso de toma de decisiones y de redición de cuentas en la Unión. Los socialistas no dudamos en estar de parte de que haya un debate europeo con los  Spitzenkandidaten.