Nueva directiva UE Antiblanqueo

AntiblanqueoGrande

El Parlamento Europeo ha aprobado esta semana, la quinta revisión de la “directiva comunitaria antiblanqueo”,  que permitirá que cualquier ciudadano pueda acceder a la información sobre los dueños reales de compañías que operan en la UE, una mayor vigilancia sobre las monedas virtuales y las tarjetas de prepago, así como medidas de protección para los delatores, que incluyen el anonimato.

Tras su posterior aprobación por el Consejo de Ministros, la norma se publicará en el Diario Oficial de la UE y entrará en vigor tres días después. Los Estados disponen de 18 meses para su transposición.

En cuanto a los propietarios de fideicomisos, la información será accesible para los que puedan demostrar un “interés legítimo”, como por ejemplo, periodistas y ONG.

Los Estados miembros podrán dar un acceso más amplio a la información, en línea con su legislación nacional.

Finalmente, se obligará a las plataformas de negociación y a los proveedores que ofrecen servicios de monederos electrónicos a aplicar controles de diligencia debidas similares a los exigidos a los bancos, como la verificación de los clientes.