Los socialistas rechazan bloquear las negociaciones del CETA más de dos años

cetagrande

Esta resolución era innecesaria y hubiera impedido seguir debatiendo sobre el acuerdo.

Los socialistas españoles en el Parlamento Europeo han votado hoy en contra de la resolución que por la que se solicitaba un dictamen del Tribunal de Justicia de la UE sobre la compatibilidad con el Derecho de la UE de las disposiciones del  Tratado de Libre Comercio con Canadá (CETA) relacionadas con la protección de las inversiones y, en particular, el nuevo sistema de tribunales de inversión (ICS), por entender que el único objetivo de quienes la han presentado es bloquear el acuerdo.

La aprobación de esta resolución habría supuesto, además, la paralización de cualquier debate sobre el CETA. Para los dirigentes socialistas, posponer la decisión y congelar el acuerdo durante más de dos años es una herramienta legal para evitar una decisión política.

Asimismo, esta resolución era innecesaria porque no cabe que el TJE se pronuncie sobre una disposición que queda fuera de la aplicación provisional del CETA, hasta que sea aprobado por todos y cada uno de los 28 Estados Miembros. En todo caso, si a lo largo de estas ratificaciones la Corte de Justicia se pronuncia sobre este apartado, el acuerdo se adaptará a su resolución.

El interés de los eurodiputados socialistas es alcanzar la máxima claridad jurídica sobre el ICS. De hecho, por iniciativa de nuestro Grupo, la comisión de Comercio Internacional solicitó la opinión del servicio jurídico del Parlamento Europeo sobre la compatibilidad de todo el capítulo de inversión del CETA con los Tratados de la UE en marzo de 2016. Este análisis jurídico concluyó la total compatibilidad del capítulo de inversiones del CETA con el derecho de la Unión.

En su día, los socialistas europeos nos posicionamos en contra del antiguo sistema de arbitraje privado y advertimos que no aceptaríamos ningún acuerdo que lo incluyera. Por ello exigimos, y logramos, reabrir la negociación en CETA del antiguo modelo de arbitraje privado (ISDS) y sustituirlo por un Tribunal Público de Inversiones (ICS).

Los socialistas defendemos que los acuerdos internacionales entre la Unión y terceros países reciban, en lo que refiere a las disposiciones de competencia exclusiva de la UE, la necesaria legitimidad democrática a través del control y aprobación por parte del Parlamento Europeo. Esta cámara ha mantenido un debate abierto y democrático sobre CETA en los últimos meses. Sólo en esta legislatura, ha organizado 25 reuniones sobre CETA, incluyendo debates parlamentarios, conferencias, audiencias, grupos de seguimiento e intercambios de puntos de vista, en los que han participado una amplia representación de las partes interesadas y de la sociedad civil.