Los socialistas lamentan que Unidos Podemos insista en la salida del euro y en la ruptura de la UE

unidosgrande

La Eurocámara aprueba un informe clave que establece las bases para una política económica europea y social.

Los socialistas españoles en la Eurocámara han lamentado que en el informe del semestre europeo sobre la coordinación de las políticas económicas, aprobado hoy en Estrasburgo, Unidos Podemos haya presentado una batería de enmiendas -apoyadas exclusivamente por la extrema derecha y los eurófobos- a favor de la ruptura del euro, de la revocación de los Tratados y la derogación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento lo que, a juicio de los socialistas españoles, supondría el fin del proyecto europeo.

Para Sergio Gutiérrez, secretario general de la delegación socialista española, “con estas enmiendas, Unidos Podemos se alía con las posiciones más radicales en contra de la Unión Europea” y les recuerda que “una cosa es querer cambiar Europa y otra cosa bien distinta es trabajar para destruirla”.

Además, ha criticado duramente sus posiciones, calificándolas como “inmaduras e irresponsables ya que, derogando los Tratados no desaparece la crisis, ni el desempleo, ni los problemas de inversión pero sí desaparece el Fondo Social, Erasmus, las ayudas agrícolas, la libertad de circulación o los fondos de cohesión”.

“Con la aprobación de este informe el Parlamento Europeo se ha pronunciado de forma muy clara a favor de un marco europeo de rentas mínimas, de trabajos decentes y salarios dignos con el objetivo de sacar a los 120 millones de personas que viven hoy en riesgo de pobreza y exclusión social para conseguir que la recuperación económica sea más justa y decente y alcance a todos los ciudadanos”, ha subrayado Gutiérrez.

Por su parte, el portavoz socialista de la comisión de Economía, Jonás Fernández, ha declarado que este es un informe clave que establece las bases para una política económica europea y social, y que no sólo debe orientar las recomendaciones de la Comisión Europea a los Estados miembros, sino la actuación misma de la Comisión. “Los países con espacio fiscal y superávit por cuenta corriente deben invertir más para equilibrar sus propia economías y mejorar la posición de la zona euro. Y Europa en su conjunto debe reforzar el plan de inversión y adoptar una política económica que sea más que la suma de las partes, que sea una auténtica política económica de la Unión. Sólo así superaremos rápida e inclusivamente esta larga crisis”.

Ante la recuperación lenta y sobre todo frágil y la crisis social y del empleo, el informe, centrado en las recomendaciones específicas por país de 2016, se ha basado mucho en el trabajo de años anteriores. En este sentido, Sergio Gutiérrez ha manifestado tener la sensación de estar atrapado en el tiempo, en una realidad en la que viven millones de ciudadanos. “Sigo defendiendo la necesidad de mejorar la calidad del empleo con salarios dignos, una fiscalidad más justa y la urgencia de que el presidente Juncker cumpla su promesa de proporcionar una renta mínima adecuada y presente un Marco Europeo de Rentas Mínimas”.