Los socialistas españoles piden a la Comisión que exija la paralización del gaseoducto de Doñana

Donana2Grande

Las eurodiputadas Cabezón y Aguilera promueven una carta al comisario Vella para solicitar su intervención y evitar el procedimiento judicial.

Los miembros de la Delegación Socialista Española en la Eurocámara han solicitado en una carta a la Comisión Europea que exija al Gobierno de España “la paralización cautelar” del proyecto de gaseoducto que atraviesa el Parque Natural de Doñana y la elaboración de un estudio de impacto ambiental conjunto que analice sus efectos acumulativos.

La misiva, promovida por las eurodiputadas Soledad Cabezón y Clara Aguilera, y dirigida al comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Kamelu Vella, recuerda que el pasado 13 de marzo, representantes de la Comisión Europa informaron a la Comisión de Peticiones del Parlamento, de la existencia de “un expediente de infracción sobre la Directiva de Biodiversidad”. Al mismo tiempo, “alentaban a las autoridades andaluzas y a los peticionarios a acudir a la justicia ante los indicios de infracción”. La carta señala, sin embargo, que los representantes de la CE eludieron “cualquier tipo de acción por parte de la Comisión Europea aludiendo a un procedimiento judicial abierto, que no es tal, pues solo se han adoptado las medidas previas”. Por eso, las diputadas socialistas solicitan que la Comisión intervenga “en base a sus competencias” y “evite así un procedimiento judicial”.

El texto señala además que la Junta de Andalucía solicitó ya en 2011 la realización de un estudio de impacto ambiental conjunto que analice los efectos acumulativos del proyecto, “lo cual se recoge explícitamente en la última actualización de la Directiva 2014/52/UE y en la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos (Ley 21/2013)”. Recuerda también que el Defensor del Pueblo Andaluz emitió “una queja formal al Gobierno de España, fundamentada especialmente en el informe del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que alerta del peligro sísmico si se prosigue con los proyectos y de la importancia de realizar un estudio de impacto ambiental conjunto ya que los proyectos por separado afectan al mismo acuífero de Doñana”.

Los eurodiputados socialistas apuntan a que “el Gobierno de España no ha dado respuesta alguna y las obras continúan”, por lo que solicitan la intervención de la Comisión Europea.

Ver carta AQUÍ