Los socialistas españoles expresan su rotunda condena por la tortura y el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

La delegación socialista española en el Parlamento Europeo ha votado hoy a favor de una resolución común que condena “en los términos más enérgicos la tortura y el asesinato del periodista Jamal Khashoggi” e insta a las autoridades de Arabia Saudí “a que revelen el paradero de sus restos mortales”.

En los mismos términos, se exige una investigación internacional independiente e imparcial de las circunstancias de la muerte, pidiendo que se identifique a los responsables y que sean condenados tras un juicio celebrado de conformidad con las normas internacionales.

Para los socialistas, el asesinato de este periodista ha puesto en evidencia que tiene que cambiar la relación entre Arabia Saudí y sus socios occidentales, y que hay que dar una respuesta “verdaderamente eficaz” en la que estén implicadas todas las potencias, haciendo un frente común para mostrar firmeza ante los responsables de crímenes de la humanidad, sean quienes sean.

La Delegación Socialista Española se ha abstenido en la petición de embargo de armas, y ha apoyado las demás medidas que contiene la Resolución, en coherencia con la posición manifestada por el presidente del Gobierno de España, que ha señalado que nuestro país actúa, en materia de comercio exterior de material de defensa y de doble uso, bajo un completo marco legal y de buenas prácticas conforme los más exigentes estándares internacionales.

La gravedad de estos hechos no debe impedir una actuación responsable que concilie los intereses de los sectores industriales estratégicos que ya operan en Arabia Saudí y otros países.
España actúa ya de acuerdo con la Posición Común de la Unión Europea. El compromiso de los socialistas españoles es absolutamente decidido con el proyecto europeo porque es cada vez más evidente que los grandes riesgos y desafíos que afrontamos solo pueden encararse con garantías desde un enfoque lo más amplio posible.