Iratxe García: “El Pacto Verde señala el camino que Europa y el mundo necesitan recorrer”

30th anniversary of the fall of the Berlin Wall - in the presence of Wolfgang SCHÄUBLE, President of the German Bundestag

“La emergencia climática requiere un cambio de paradigma total con medidas urgentes y excepcionales”.

La presidenta de los socialistas en el Parlamento Europeo, Iratxe García, ha asegurado que el Pacto Verde elaborado por el vicepresidente de la Comisión Europea, el socialdemócrata Frans Timmermans, “señala el camino que Europa y el mundo necesitan recorrer” para hacer frente a la emergencia climática, que requiere medidas “urgentes y excepcionales”.

Durante su intervención en el Pleno del Parlamento Europeo, tras la presentación del Pacto Verde, García se ha referido a los “tres pilares“ necesarios para lograr el objetivo de una Europa climáticamente neutra en 2050, a través de una transición justa. En primer lugar, ha dicho, un pilar verde, que “incorpora la Ley Climática, con objetivos claros y el compromiso último de alcanzar la neutralidad climática”, y que además incluye los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el Semestre Europeo, “nuestra vieja aspiración”. En segundo lugar, un pilar rojo que dé una dimensión social a esta transformación, para garantizar “que nadie se quede atrás, porque las clases más desfavorecidas no pueden ser las más afectadas por el cambio climático”.  

En tercer lugar, Iratxe García se ha referido al pilar financiero, “que determinará el éxito del Pacto Verde”. Según la propia Comisión, el cumplimiento de estos objetivos “requerirá una inversión anual adicional de 260.000 millones de euros”, ha recordado. Para eso, “necesitamos un Marco Financiero Plurianual con al menos el 1,3% de la Renta Nacional Bruta, y una fiscalidad justa alineada con los objetivos de reducción del carbono”.

La presidenta de los socialistas asegurado que “los socialdemócratas” están preparados para el cambio, y ha preguntado “si el resto de las fuerzas políticas” lo están también para cumplir las expectativas de millones de personas.  “La respuesta es obligada: tenemos que estar. Es tiempo de actuar”, ha concluido.