“El Ministerio de Agricultura ha demostrado una gran imprevisión ante la crisis del séctor lácteo”

CuotaLactea

“La situación que está pasando el sector es más grave aún para los ganaderos españoles, que reciben los precios más bajos por la leche”, señala la eurodiputada socialista.

Esta mañana, la eurodiputada socialista y vicepresidenta de la comisión de Agricultura de la Eurocámara, Clara Aguilera, ha denunciado la difícil situación que sufren distintas producciones de la agricultura europea, en especial, la del sector lácteo, agravada tras la desaparición del sistema de cuotas, el pasado mes de abril, y por la crisis política con Rusia que trajo como consecuencias el embargo a los productos agroalimentarios europeos. “Tanto es así que el próximo 7 de septiembre se ha convocado un Consejo Extraordinario de Agricultura, en el que la situación del mercado de la leche ocupará gran parte del debate”, ha señalado Aguilera.

“Como ya advertimos desde la Eurocámara -ha recordado- al finalizar el sistema de cuotas el sector lácteo viviría una nueva reconversión brutal. lo que podría causar la desaparición de bastantes explotaciones ganaderas, sobre todo las pequeñas y medianas”.

“Para los socialistas españoles se trata de un sector estratégico para la vertebración del medio rural en el que la caída de una explotación supone una pérdida definitiva pues esa actividad no suele tener reposición en las zonas rurales”, ha defendido Aguilera, quien ha trasladado todo su apoyo a las organizaciones agrarias “por su permanente lucha en defensa de los ganaderos españoles”.

“En España, tras la aprobación del paquete lácteo, tenemos contratos obligatorios con duración mínima de un año, así como la tan publicitada Ley de la cadena de valor, con escasos o nulos resultados hasta ahora para el sector agroalimentario español”, ha declarado la eurodiputada,

“La realidad es que los productores hoy están al límite de la supervivencia sufriendo la incertidumbre en las recogidas y unos precios que no cubren costes de producción, entre 18 y 20 céntimos el litro de leche”, ha denunciado.

“Sorprende la falta de previsión de la Ministra y la pasividad con la que se ha ido permitiendo que la situación se fuera deteriorando hasta llegar a la situación actual”, ha lamentado Aguilera. La eurodiputada se ha mostrado convencida de que “esta reconversión encubierta y la pérdida de explotaciones le viene bien al Ministerio, y siempre se le podrá echar la culpa a Europa”. “Ahora anuncia 300 € por vaca, sin aclarar de dónde procederán los recursos y a cuántas explotaciones podrá atender. En cualquier caso es una tirita ante una gran hemorragia que está viviendo en los últimos meses nuestro sector lácteo”.

¿Qué podemos hacer desde la Eurocámara?
En el Parlamento Europeo desde comienzos de este 2015, año de la fecha de expiración del sistema de cuotas, hemos celebrado numerosos debates sobre la fragilidad del sector en algunos territorios entre ellos España, especialmente en la cornisa cantábrica dentro de España, y los Estados miembros para afrontar la transición al nuevo escenario sin cuotas, incluso se ha elaboró un informe sobre la situación actual del sector lácteo europeo, aprobado en el pleno del mes de julio.

“La actualización de los precios de  intervención sigue siendo la asignatura pendiente”, ha lamentado Aguilera, quien ha explicado que el informe aprobado ya alertaba sobre un amplio abanico de medidas entre las que se ponían de relieve las deficiencias de la llamada red de seguridad del sector: intervención pública y almacenamiento privado, para hacer frente a las crisis de mercado.

“Vamos a solicitar un nuevo debate del pleno de la Eurcámara en septiembre para mantener la presión política y hacer que la Comisión plantee alguna solución”, ha anunciado Aguilera.

“Espero que el Gobierno tome decisiones útiles para el sector”
“Sin embargo, no es sólo en Bruselas donde hay que buscar soluciones. El Gobierno puede hacer mucho más que aliviar la situación con 300 euros por vaca, medida puesta en marcha a pocos meses de las elecciones”, ha declarado.

“Ya sabemos que los precios mínimos no son posibles en la PAC pero si hay voluntad política, como ocurre en otros Estados miembros, sí es posible poner en marcha la vigilancia y sanción de los contratos basura así como todas las fórmulas posibles (intervención, almacenamiento privado, ayuda alimentaria) para aliviar el mercado”.

En definitiva, “espero que el Gobierno español tome decisiones útiles para el sector y las trabaje con el resto de Estados europeos, para que esta crisis láctea no la paguen principalmente los ganaderos españoles, como parece estar sucediendo hasta ahora”, ha concluido Aguilera.