Después de tres años de negociación, la comisión de Agricultura ha aprobado el reglamento para la Agricultura Ecológica este miércoles

Ecologica2Grande

Clara Aguilera se muestra satisfecha con el texto aprobado sobre la producción ecológica.

La vicepresidenta de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, ha mostrado su satisfacción tras el acuerdo alcanzado para la aprobación del reglamento sobre la producción ecológica. El texto definitivo se ha aprobado este miércoles en comisión después de tres años de negociaciones. “El sector español ha visto satisfechas la mayor parte de sus expectativas para acompañar el crecimiento de la producción ecológica, aumentando las garantías tanto para los productores como para los consumidores”, ha declarado la europarlamentaria.

“El mayor logro es el régimen de importación de países terceros”, ha asegurado Clara Aguilera, en referencia al régimen por el que se garantizan las mismas exigencias para los productos importados de terceros países y para los producidos en la UE, mediante la verificación por parte de organismos de control privados de que los productos orgánicos cumplen con los estándares de la UE. Este punto coloca en situación de igualdad a los productores europeos frente a los de terceros países y es de gran relevancia para España.

“También nos alegramos de que se mantengan las explotaciones mixtas”, ha dicho la eurodiputada. En contra de la intención inicial de la Comisión, el texto indica que se mantienen las explotaciones mixtas siempre que garanticen una correcta separación de la actividad ecológica y la convencional.

Además, se mantienen los controles adicionales y específicos para la agricultura ecológica. Se producirán sobre el terreno al menos una vez al año o cada dos, si no se detecta fraude en los últimos tres años, e incluyen al productor y al minorista. Además, se apoya a los pequeños agricultores con un nuevo sistema de certificación de grupos que permite su conversión a la producción ecológica,  reduciendo costes de inspección y certificación ecológica. Por otro lado, se amplía el alcance de las normas ecológica, incluyendo nuevos productos a la lista del Reglamento, como, por ejemplo, sal, corcho y cera de abejas.

El punto más polémico ha sido el referente a los umbrales de residuos en la agricultura ecológica. El acuerdo permite que los Estados miembros que aplican umbrales de residuos los mantengan, y los que quieran implantarlos también puedan hacerlo. No obstante, la Comisión Europea tiene un plazo de cuatro años para presentar un informe sobre su aplicación y posible armonización y, si procede, una propuesta legislativa.

“Espero que el resultado de este reglamento que será definitivamente aprobado en el próximo pleno de la Eurocámara, en diciembre, contribuya a reforzar la confianza del consumidor en la producción ecológica, así como suponga un incentivo para que los productores convencionales den el paso hacia la producción ecológica, que ahora mismo es una gran oportunidad europea”, ha finalizado Clara Aguilera.