Clara Aguilera: “La normativa sobre piensos medicamentosos ayudará a mejorar la salud animal y combatir la resistencia antimicrobiana”

La eurodiputada socialista y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura Clara Aguilera considera que el Reglamento sobre piensos medicamentosos, que hoy se ha aprobado en el Parlamento Europeo con una amplia mayoría de 583 votos a favor, es un texto “ambicioso, que dará más seguridad a los consumidores sobre los productos ganaderos de la UE y ayudará a conseguir un triunfo en nuestra lucha contra la resistencia antimicrobiana”.

Aguilera ha sido la ponente de la Eurocámara para este informe, con el que “se persigue actualizar la Directiva del año 90, obsoleta en muchas de sus disposiciones, y avanzar en el mercado interior de los piensos medicamentosos”, ha señalado la eurodiputada durante su intervención. El nuevo texto regula la producción, comercialización y transporte de los piensos medicamentosos y lo relativo a su administración en animales, tanto los destinados al consumo humano como mascotas.

Clara Aguilera ha destacado que “estos piensos son una vía de administración de medicamentos veterinarios, una herramienta eficaz para el tratamiento de animales en grupo”.  El reglamento “ha prestado especial atención a la coherencia de las disposiciones destinadas a luchar contra la resistencia antimicrobiana”. En este sentido, reitera la prohibición, que ya llevaba años en vigor, del uso de antibióticos como promotores del crecimiento.

Además, la ponente del informe ha destacado algunas disposiciones importantes, como “la prohibición del uso preventivo de los piensos medicamentosos con antibióticos. Por tanto, la profilaxis queda prohibida en la UE”. En cuanto a la metafilaxis, es decir, el tratamiento con antibiótico de animales de los que se sospecha que pueden sufrir una infección bacteriana, “se reduce a casos de alto riesgo para la salud animal o humana y siempre bajo estrecha vigilancia”.

La eurodiputada se ha referido también a “la dimensión internacional de la lucha contra la resistencia antimicrobiana. En el contexto de cooperación internacional, los avances en la reducción del uso de piensos medicamentosos que contengan antibióticos deberían ser tenidos en cuenta a escala global para animales y productos de origen animal de terceros países exportados a la UE”, ha señalado.

Por su parte, la eurodiputada Soledad Cabezón, miembro de la Comisión de Medio Ambiente,  Salud Pública y Seguridad Alimentaria, ha destacado que este reglamento “ha sido capaz de introducir uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos, que es el de combatir la resistencia antimicrobiana, que ocasiona 25.000 muertos al año. El texto ofrece una visión integral de acciones en el ámbito animal que son motivo de ejemplo. Ha permitido hacer una lista de uso restringido de antibióticos para uso humano; se ha hecho que la prescripción por veterinarios sea imprescindible; y se ha prohibido el uso para engorde y la venta online”, ha destacado.