Clara Aguilera: “El Mediterráneo occidental contará con su primer Plan de Gestión de pesca”

Amplio respaldo de la Eurocámara a la propuesta de la eurodiputada socialista que tiene como objetivo acabar con la sobreexplotación y asegurar una gestión sostenible a largo plazo.

El pleno del Parlamento Europeo ha ratificado esta mañana con una mayoría, casi unánime -461 votos a favor, 62 en contra y 101 abstenciones-, la propuesta de la eurodiputada socialista y miembro de Comisión de Pesca, Clara Aguilera, sobre un Plan de Gestión pesquera para el Mediterráneo Occidental para las poblaciones demersales, tras el acuerdo alcanzado entre la Eurocámara y el Consejo.
“El Mediterráneo contará por primera vez con un plan plurianual a nivel europeo, que tiene como objetivo acabar con la sobreexplotación de los demersales y asegurar una gestión sostenible a largo plazo”, ha explicado la eurodiputada socialista.

Aguilera se ha mostrado satisfecha con la propuesta que “tiene en cuenta las especificidades del Mediterráneo occidental a la vez que garantiza la conservación de los recursos en consonancia con las realidades socioeconómicas de las flotas y, en consecuencia, adapta la gestión del esfuerzo pesquero”. En este sentido, el Plan no establece totales admisibles de capturas (TACs) ni cuotas para el Mediterráneo, como inicialmente proponía la Comisión Europea.

Igualmente, el Plan permite al sector un periodo transitorio de 5 años durante el cual deberán adaptar su capacidad para alcanzar el equilibrio de los recursos pesqueros con el fin de cumplir tanto los  objetivos medioambientales como socioeconómicos.

Estas medidas se completan con otras de conservación y recuperación, como la prohibición del arrastre a 100 metros de profundidad o 6 millas de distancia de la costa, durante tres meses al año. Por primera vez en la historia de la Política Pesquera Común, se permite a los Estados miembros sistemas de gestión participativa a nivel local (co- gestión) así como medidas técnicas y de conservación para el sector recreativo, además de limitar su actividad cuando se constate que hay sobrepesca.

La actividad en el Mediterráneo occidental genera alrededor de 1.350 millones de euros (31% de los desembarques totales) y cuenta con alrededor del 19 % de la flota pesquera de todo el Mediterráneo: alrededor de 10.900 buques procedentes de Italia, España y Francia, que generan casi 13.000 empleos. Está previsto que el Plan entre en vigor el 1 de enero de 2020.