Clara Aguilera denuncia la “grave descoordinación” entre las agencias de seguridad alimentaria

SeguridadGrande
Los socialistas pedirán la comparecencia del comisario europeo de seguridad alimentaria para conocer los protocolos seguidos ante la crisis de los huevos contaminados.

Clara Aguilera, vicepresidenta de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, y miembro de la comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad alimentaria, ha mostrado su preocupación ante la grave descoordinación que se ha producido entre las agencias de seguridad almentaria de los Estados miembros y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria en la crisis de los huevos contaminados por el uso del pesticida ilega fipronil, que ha afectado ya a 17 países de la UE.

Aguilera ha calificado de “intolerable e incomprensible” que hayan transcurrido 9 meses desde que se detectaron los primeros casos en Holanda, el pasado mes de noviembre, hasta que Bélgica dio la voz de alarma hace unas semanas.

“El sistema de trazabilidad europeo ofrece bastantes garantías, pero si la descoordinación llega al punto de que un Estado miembro, que es el que tiene la competencia, no eleva la alerta sanitaria a las Autoridad europea, y en lugar de eso se culpan unos países a otros, es imposible atajar una crisis alimentaria a tiempo y evitar que se convierta en una crisis sanitaria”, ha lamentado la eurodiputada.

En este punto, Clara Aguilera ha anunciado que los socialistas españoles pondrán en marcha una serie de inicitativas para exigir a la Comisión Europea que dé cuentas de los mecanismos y protocolos que ha puesto en marcha, y en qué medida está garantizando a la ciudadanía europea que a día de hoy en la cadena alimentaria no hay productos elaborados con huevos contaminados.

“Además de dirigirnos por escrito a la Comisión, vamos a pedir que los primeros días de septiembre comparezca el comisario europeo de Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, para que nos explique cómo se está gestionando esta crisis, qué protocolos se han activados, qué mecanismos se van a poner en marcha para evitar esta descordinación y, algo esencial, si tenemos garantía de que en estos meses los huevos contaminados no se han utilizado para elaborar productos… Queremos esclarecer lo sucedido y, sobre todo, asegurar que la salud de millones de consumidores europeos no está en riesgo”, ha expuesto la dirigente socialista.